“Ciudadano Cero” ofrece el testimonio de dos médicos cubanos que permanecieron inhabilitados durante más de 5 años para el ejercicio de la Medicina en Cuba por haber canalizado ante su Ministerio la opinión de 300 profesionales de la Salud Pública acerca de su salario. El Dr. Jeovany Jimenez Vega, administrador de este blog, autoriza y agradece la divulgación de toda opinión o artículo suyo publicado en el mismo.

papa-francisco

Por Jeovany Jimenez Vega.

¿Qué le diría yo al Papa Francisco si pudiera hablarle minutos antes de su reunión con Raúl Castro? Si Jesús vino al mundo para salvar a los impuros, para sentarse también a la mesa de los fariseos –precisamente de aquellos con el alma más contaminada por la esquirla de la maldad– ¿qué podría yo decir a Su Santidad que le resumiera todo el duelo de mi pueblo y le advirtiera sobre la real dimensión del desastre que mi patria vive?

Estará mañana el Papa frente al representante de un engendro maquillado para engañar al mundo sobre su naturaleza mezquina, que oculta su verdadero rostro entre telones salpicados con sangre y sufrimiento de mi pueblo. Representa a la dictadura más larga, pérfida y sutil conocida en América, cuyo lado siniestro sólo conocen el hombre humilde de salario miserable que no se atreve a hablar por temor a seguras represalias, o el periodista censurado frente a los temas intocables, o el ético escritor marginado por una pseudointelectualidad apóstata que canjeó su dignidad por status como una prostituta; ese rostro a la sombra lo conocen de memoria el trabajador honesto expulsado por disentir, o el activista cívico atropellado por defender sus verdades.

Ese Raúl Castro –a la vez Presidente, Primer Ministro y Secretario General del único partido legal en mi país– es el mismo que ordena o permite cada amenaza, allanamiento, mitin de repudio o golpiza impune contra opositores pacíficos, cada detención arbitraria y condena a prisión sin levantamiento de cargos, así como el acoso constante a una oposición no reconocida oficialmente pero a la cual le teme hasta el tuétano de sus huesos, en fin, es el responsable máximo, junto a Fidel Castro, de cada uno de los miles de abusos que ratifican la naturaleza totalitaria-despótica del régimen que representa. Ese hombre no representa al pueblo de Cuba porque no fue elegido según normas democráticas, porque su miedo al pueblo cubano le impide convocar a plebiscito –por lo mismo su séquito de secuaces jamás se expone al debate público en igualdad de condiciones, y acaba de brindar al mundo en Panamá la más vergonzosa y cavernícola lección de incivilidad.

Este señor asegurará que su gobierno se desvela por los pobres del mundo cuando en realidad, en decenas de misiones médicas oficiales, mantiene sometido a un ejército de semiesclavos a la más infame privación de derechos. Decir que la principal fuente de ingresos de la dictadura proviene de una pretendida vocación filantrópica tipifica nítidamente su signo más raigal: su monumental demagogia. En los foros mundiales pide al mundo el respeto de las diferencias pero en Cuba apalea a los disidentes y opositores; mientras ovaciona afuera el derecho igualitario de los pueblos a las tecnologías, dentro nos niega el acceso libre a Internet; mientras critica las políticas de espionaje doméstico de otros gobiernos, mantiene a mi pueblo indefenso contra la férrea vigilancia perpetua de la policía política; mientras en los foros vocifera contra las injusticias del “capitalismo salvaje”, explota brutalmente a sus propios trabajadores, y critica las medidas de choque neoliberal a la vez que en casa especula con precios astronómicos y encarece insosteniblemente la vida del ciudadano común.

Su Santidad debe saber que ese hombre sin carisma sustenta su gobierno sobre el miedo del pueblo, sobre la mentira sistemática, sobre el fomento del odio más abyecto a la discrepancia, sobre la satisfacción insolente de la codicia y los más bajos instintos de sus cómplices en el poder, sobre el soborno y el chantaje que perpetran todas sus huestes y sobre la fuerza bruta lanzada inmisericorde contra todo el que se aparte de sus dictados.

Debe saber Su Santidad que ese señor representa la aristocracia neoburguesa afianzada al poder en la isla y no al pueblo de Cuba. Todas sus gestiones para reconciliar a esta dictadura con el mundo no favorecerán el bienestar del pueblo cubano mientras no sea libre la patria, y toda la riqueza generada por estos cambios irá a parar inexorablemente a manos de esa élite indolente que nos desprecia. Todo esto le dijera a Jorge Mario Bergoglio previo a su cita con este hombre pequeño, o tal vez, abrumado por un dolor que me confieso incapaz de transmitir en pocos minutos, sólo alcanzara a pedirle su más humilde plegaria por la vindicación en la tierra del alma sombría de todos los tiranos.

Ver: Carta al Papa Benedicto XVI

Anuncios

Comentarios en: "Mis minutos con el Papa." (4)

  1. CREO QUE AL FINAL DE LA HISTORIA Y DE LAS BUENAS INTENCIONES DE ALGUNOS COMO EL PAPA Y DE OTRAS NO MUY BUENAS COMO CASTRO Y SUS ACOLITOS HAY UNA DOBLE MORAL BASTANTE HIPOCRESIA y PROTOCOLOS,FINALMENTE LOS PUEBLOS SIGUEN JODIDOS

  2. roxanaaguilera dijo:

    un ejemplo para demostrar q vivimos DICTADURA, es la MANIPULACION POLITICA de Mariella Castro indijitada como la “defensora ” de los HHLT . POLITIZANDO una lucha SOCIAL contra la HOMOFOBIA ,aprovechandose groseramente de la desventaja e fragilidad emocional de esta poblacion para recabar apoyo al ” fidelismo” !! Quien esta con fidel no es maricon ,el q este encontra es el primer insulto q recibe !!! Francisco es sabio ,pero fidel es el DIABLO

  3. En este tempo, ningún gobernó piensa en el verdadero pueblo. Cuando llegan grandes personalidades como el Papa, esconden todo lo feo, corrupto y explotación. Que gobernante de Latinoamérica, sea de modo de producción que sea, siempre tendrá sus fallas. Qué más da que lo sepa el Papa, si lo sabe Dios, él hará justicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: