“Ciudadano Cero” ofrece el testimonio de dos médicos cubanos que permanecieron inhabilitados durante más de 5 años para el ejercicio de la Medicina en Cuba por haber canalizado ante su Ministerio la opinión de 300 profesionales de la Salud Pública acerca de su salario. El Dr. Jeovany Jimenez Vega, administrador de este blog, autoriza y agradece la divulgación de toda opinión o artículo suyo publicado en el mismo.

picture33

“Si quieres liberar a un país, dale Internet”. Wael Ghonim.

Por Jeovany Jimenez Vega.

Un vicepresidente que asegura que el país “…está comprometido con la informatización de la sociedad” pero que automáticamente la concibe bajo el liderazgo del Partido Comunista, y la ve como “…un arma fundamental para los revolucionarios para lograr la participación en el proyecto de sociedad que queremos”; que a la vez enfatiza que “…el derecho de todos a internet supone deberes con su uso adecuado y conforme a la ley, y supone también la responsabilidad de velar por la defensa del país y su integralidad”, y un viceministro de comunicaciones asegurando que junto al desarrollo económico de este sector debe correr paralelo el “…fortalecimiento político e ideológico de la sociedad”, son señales que no vaticinan nada diferente para nuestro futuro inmediato una vez clausurado el reciente Taller de Informática y Bioseguridad.

La advertencia solapada que implica la presencia en primera fila del coronel Alejandro Castro –tácito aspirante a heredero del trono familiar– y el silencio en todo cuanto al tema se refiere de su padre el Presidente Raúl Castro; la permanencia al frente del Ministerio de Comunicaciones del Comandante Ramiro Valdés –exministro del Interior por dos veces, toda una reliquia de lo más rancio del histórico stablishment cubano e implementador en máxima medida de sus actuales métodos represivos– unido todo a la recitación del mismo discurso refrito y a la reiterada desatención del Gobierno cubano a los últimos ofrecimientos de Compañías de Telecomunicaciones estadounidenses una vez relajados los controles del embargo, son elementos que nos inducen a pensar que de momento nada cambiará en Cuba con relación a la Internet, y que sólo estamos ante un capítulo más de este culebrón de demagogia y cinismo.

No puede percibirlo de otro modo el cubano de a pie, que vive bajo un gobierno que le ha cobrado hasta ahora una cuarta parte de su salario mensual básico por cada hora de Internet; para él todas las sentencias escuchadas en la clausura del citado taller continúan teniendo el aroma de los malos augurios, suenan a más de lo mismo, sobre todo si tenemos en cuenta que esta impúdica tarifa no se ofrece por un servicio de exquisita calidad, rápido y desde la comodidad de nuestros hogares, como podría presumirse, sino que se ha caracterizado por ser pésimo, sólo disponible desde las salas de navegación de las oficinas del dueto-monopolio ETECSA-SEGURIDAD DEL ESTADO y por lo tanto limitado a sus propios horarios, a 2 MB/seg. de velocidad, y usando máquinas cuya función de copiar-pegar fue restringida y que tienen muchas veces sus puertos USB deshabilitados, siendo espiados a cada tecla que se pulse, rastreados en cada sitio que se visite y con más de una página “molesta” bloqueada. En fin, nada que no se espere de un gobierno que creó recientemente todo un flamante Centro de Seguridad del Ciberespacio, presuntamente destinado a convertirse en el análogo virtual de la célebre Sección 21 de su policía política.

Mientras tanto, desde Guayaquil reprimo palabras obscenas cada vez que me detengo ante el cartel de un cyber que me invita a ¡tres horas de conexión a Internet por un dólar!, en un país cuyo salario promedio mensual ronda los $500.00 USD, un país también tercermundista, pero que ofrece señal Wi-Fi gratis en muchísimos lugares públicos incluidas estaciones de buses, ómnibus y centros gastronómicos y comerciales, donde las antenas parabólicas de recepción de Internet y TV satelital son elementos habituales del paisaje urbano hasta en los barrios más humildes. No podría ser más acusado el contraste entre esta realidad y la que vivimos los cubanos en Cuba.

Todo lo dicho hasta aquí me confirma cada día más en mi certeza de siempre: el control de la información será la última carta de la baraja que cederá la dictadura cubana. Nada habrá cambiado en Cuba mientras todos los cubanos no tengamos acceso pleno, incondicional y sin censura a Internet desde nuestros hogares. Esta es una verdad tan absoluta, y representaría un avance tan decisivo para la apertura real de la sociedad cubana, que únicamente para ese día creeré que habrá comenzado el cambio. Así de simple.

Anuncios

Comentarios en: "¿Internet en Cuba? Cuando lo vea lo creo" (3)

  1. roxanaaguilera dijo:

    comentario rapidito : Hoy mismo llame a Cuba y se volvio a repetir la gracia de interrumpir la llamada ,al medio mint y te pasan lo grabado hasta q cuelgues ,cuando reinicias la llamada , ni grabacio ,,nada se escucha entendible ,es la moda de los segurosos ,no se si es solo en Cabo Verde ,pero si tengo seguridad q no es conmigo sola .

  2. roxanaaguilera dijo:

    Cabo Verde pais con muchisimo menos recursos q Ecuador , tiene esas mismas facilidades q describes libre – GRATIS , en las plazas ,en las escuelas secundarias ,cafeterias !! Con altas velocidades !! El pueblo de Cuba esta preocupado con lo q va a llevar a la mesa para comer dia tras dia q no echa de menos las comunicaciones de la net ,tambien no sabe la dimension pq no ha tenido esta relacion
    Ver cubanos q fuera de Cuba se sirven de estas tecnologias y repiten la excusa del regimen que “el cable submarino esta roto ” empeora el panorama dentro de Cuba ,pues con la DOBLE MORAL nada se podra reclamar .Me refiero a cubanos cooperantes ,etc
    Pienso igual ,el fidelismo castrista no entregara de 1º, las comunicaciones .El 1er dia
    q libere la net ,ese sera el ultimo de la dictadura y el priemero de la Democtacia .
    Osea CONCUERDO CON lo escrito en este artic.

  3. Pedro Benitez dijo:

    Sin dudas el Internet en Cuba esta bajo secuestro y continuara bajo secuestro. Pueden abrir 1000 salas con capacidad para 20,000 usuarios y simplemente con el precio que cobran por hora mantienen alejada a la gran mayoría de la población de la red de redes. Tampoco cederán control sobre los mejores negocios ni permitirán la formación de empresas cubanas con personal profesional, mucho menos permitirán la importación de bienes. Los inspectores son un ejercito de policía económica con capacidad de multar cualquier negocio hasta provocar su cierre, negocios que además no tienen acceso al mercado mayorista, lo cual pone al gobierno en una posición única de permitir el cuentapropismo hasta donde le convenga. De manera que sin un enemigo no pueden gobernar, ellos negociaran con los vecinos del norte hasta donde les convenga. Lo ultimo que cederán no es el Internet, lo ultimo que cederán es todo. Claro esta, si los octogenarios pierden a Venezuela mañana, entonces los ancianos corruptos quedarían a merced de los Estados Unidos. La velocidad que alcanza las negociaciones esta casi en su totalidad relacionado con la situación en Venezuela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: