“Ciudadano Cero” ofrece el testimonio de dos médicos cubanos que permanecieron inhabilitados durante más de 5 años para el ejercicio de la Medicina en Cuba por haber canalizado ante su Ministerio la opinión de 300 profesionales de la Salud Pública acerca de su salario. El Dr. Jeovany Jimenez Vega, administrador de este blog, autoriza y agradece la divulgación de toda opinión o artículo suyo publicado en el mismo.

Fidel-castro-1

Por Jeovany Jimenez Vega.

“Aquí yace un hombre que murió millones de veces”, debería grabarse a modo de epitafio sobre el mármol que lo cubra. Para entonces, algunos se sentirán abatidos, como si la tierra se les hundiera, mientras que otros, sin dudas, recibirán la noticia en medio de una telúrica alegría, pero absolutamente todos coincidirán en algo: ese día habrá dejado de existir el hombre más amado y más odiado durante los dos últimos siglos cubanos.

Pero Fidel Castro no habrá muerto ese día, porque ya antes, poco a poco, habría sufrido millones de muertes previas. Murió para algunos, por ejemplo, desde aquella primogénita mañana en que “no encontró” el camino del Moncada mientras otro grupo de hombres consecuentes se inmolaba en el asalto; y para otros murió cuando legalizó la pena de muerte a principios del 59, cada vez que los ecos de fusilería llegaban de La Cabaña, o tal vez unos meses después, cuando el mar se tragó en medio del misterio el sombrero de Camilo –dado oficialmente por muerto después de sólo tres días de dudosa “búsqueda”.

Pero más tarde miles de cubanos sepultaron a Fidel Castro cuando, después de haberlo negado muchas veces, anunció de repente, como de la nada, que era comunista –después incluso de haber acusado precisamente de eso, en juicio sumario, al “traidor” Hubert Matos– y declarara sin reparos el carácter socialista de una Revolución que no le pertenecía a él, sino a aquel pueblo que le escuchaba sorprendido.

Unos años más tarde moriría otra vez para otros miles cuando supieron de aquel día en que murió Guevara, abandonado por Manila, en la desolación del altiplano boliviano.

Seguramente para cientos de miles de cubanos Fidel Castro murió en definitiva aquel fatídico día de marzo del 68, cuando la “ofensiva revolucionaria” usurpara cada negocio familiar sin el más mínimo resarcimiento –acto de impune y vulgar despojo que cayó sobre aquellos traicionados a los que apenas tres lustros antes llamara “pueblo” en su autodefensa durante el juicio del Moncada.

También para millones de seres en el tercer mundo debió morir en el 79, cuando siendo Presidente del Movimiento de Países No Alineados, prefirió camaleónicamente callar mientras Afganistán, un estado miembro de aquella organización mundial, sufría la artera invasión de las tropas injerencistas del ejército soviético, el incondicional aliado del barbudo incorregible. O tal vez para esos millones ya habría muerto poco más de una década antes, cuando aplaudió la irrupción de esos mismos tanques soviéticos en Checoslovaquia para apagar los ardores de la Primavera de Praga.

Pero no todos sus decesos fueron tan grandilocuentes y trascendentales, porque Fidel Castro también sufrió muchísimas muertes cotidianas durante esas décadas oscuras: murió cada vez que un cubano fue humillado en la puerta de un hotel prohibido o de una de aquellas diplotiendas elitistas; cada vez que se separó una familia o que se perdió una vida en el mar por no existir modo legal para emigrar de su prisión; cada vez que se castigó la sinceridad y se preconizó, bajo su égida personal, la hipocresía y la doblez; cada vez que se apaleó a algún cubano indefenso que intentaba ejercer los derechos prohibidos, cada vez que se perpetraba un mitin de repudio; moría cada vez que se aprisionaba a un padre o se secuestraba el futuro a alguno de sus hijos; el gran dictador también murió ante cada sueño truncado y ante cada plato vacío.

No obstante, es seguro que cuando se anuncie finalmente la muerte de Fidel Castro –la de sus despojos físicos, quiero decir– la noticia ocupará titulares en los cuatro puntos cardinales. Entonces cada consejo editorial o columnista debería tomarse su tiempo de reflexión, porque más allá de todo el amor o el odio que generara el sempiterno barbudo, se impone que aprendamos de una vez por todas la lección para que ningún otro pueblo, jamás, bajo absolutamente ninguna circunstancia o latitud, vuelva a depositar un poder semejante en manos de un solo hombre, por más bella, justa o sublime que parezca ser la causa que propone.

Pero cuando sufrirá Fidel Castro su definitiva muerte será ese día inevitable en que Cuba amanezca bajo el sol de la verdad, y se destape con su luz la caja de Pandora: sólo para entonces podremos conocer la magnitud exacta de su megalomanía, repasar su verdadero rostro, la mascarada oculta bajo tantas décadas de retórica ficticia, de culto desmedido a una personalidad con hábitos enfermizos y generadora de una caracteropatía que se extrapoló al funcionamiento de toda una sociedad por más de medio siglo. Aquel que soñó con pasar por genio no dejó tras su paso infecundo más que un país en la más absurda ruina económica y –lo cual es muchísimo más grave aún– hundido en un abismo de ruinas morales, y si el evangelio asegura que “por sus frutos los conocerás”, entonces para ese día, en que ya sí morirá definitivamente, mi pueblo calibrará por fin en todo su alcance su traición y su proverbial demagogia.

Precisamente en estos días que se pacta a su alrededor un ridículo mutismo ante hechos de indiscutible trascendencia, cuando muchos bromean con la idea de su muerte o su tácitamente aceptada decrepitud, elevo yo al cielo mi plegaria: deseo que Dios le ofrezca muchos años más de vida, los suficientes para que cualquier día de nuestro futuro cercano también le conceda, de vez en cuando, en medio de su merecida niebla mental, alguna que otra laguna de absoluta lucidez; le suplicaría por esos días, o minutos, de lucidez total para el tirano, pero eso sí, que le basten al que tanto nos dañó para percibir diáfanamente cómo mi país y mi pueblo se levantaron de las ruinas apenas ellos se apartaron; cómo todo tiempo futuro fue ciertamente mejor una vez emancipada la patria de su despotismo. Esos pocos días de lucidez le pediría a Dios antes que devuelva al polvo lo que polvo fue, para que luego le hunda nuevamente en las tinieblas donde chochará sin gloria rumiando su definitiva derrota. Entonces sí partiría Fidel Castro a la eternidad de miserias que merece, como un tenue y penoso recuerdo… y no precisamente absuelto por la Historia.

Anuncios

Comentarios en: "Epitafio personal a Fidel Castro." (27)

  1. Rolando Izquierdo dijo:

    Tu oportunismo religioso es de dominio público, pero no tanto tu ignorancia doctrinal; como quiera que escogiste un matiz cristiano para respaldar con la autoridad que no tiene tu incoherente andar por el “reino” de Dios, me permito recordarte lo que sostiene el Apóstol Pablo en las sagradas escrituras: “… no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas… Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra” (Roma.13:1-7). Tanto odio en un alma relativamente joven es una lástima. Fidel desaparecerá físicamente el día que le toque, pero muy a tu pesar y tus problemas con las matemáticas y los cálculos, serán millones los que no dejarán morir su ejemplo. Te recomiendo armarte de paciencia y comenzar a diseñar el artículo que escribirás cuando conozcas que al llegar al “cielo” el Señor, Dios, Jesús, o el Mesías, como te plazca llamarlo, lo reconozca y le suelte con mucho respeto: “Comandante en Jefe, Ordene”. Se un poco humilde, como te enseñó tu padre, con su ejemplo, que no olvides, era inspirado en el del propio Fidel que reniegas.

    • Rolando: Por el ferviente entusiasmo con que defiendes a tu celestial comandante, unido a tu “sapiencia” doctrinal sobre temas bíblicos, puedo inferir que no te contaste nunca entre aquellos miles de jóvenes religiosos que fueron recluidos durante los años 70 en las célebres UMAP -precisamente por ese “santo” que tanto defiendes- debido nada más y nada menos que por profesar sus creencias y repetir esos versículos que tan cándidamente ahora me citas. No creo conocerte, pero si me equivoco por favor aclárame ¿de qué va ese “incoherente andar”?, ¿por cuál reino de Dios dices que ando?, ¿de dónde sacas ese “oportunismo religioso” que tan públicamente me adjudicas?; entrar con esa en tu discursito ridículo demuestra que no tienes la más puta idea de lo que al respecto pienso, que posiblemente nunca hemos cruzado una palabra y que no me conoces en lo más mínimo, así que puedes ahorrarte tus lecciones de humildad y las irrespetuosas alusiones a mi padre. José Jimenez fue un hombre consecuente con sus creencias y consigo mismo hasta su muerte, y fue también uno de esos millones de traicionados que menciono, que vivió los mejores años de su vida, como otros cientos de miles de su generación, soñando con las quimeras que pintaba tu comandante, tu héroe santo que pregonaba discursos de altruismo mientras que los de su camarilla vivían como reyes, alimentando con buena carne de res a sus perros de raza en pleno 1993-94, momentos durante los cuales mi padre y mi madre hacían una única comida de sopa de arroz al día y se quedaron en el hueso.
      Si hay algo que demuestra que definitivamente no me conoces es ese odio que crees adivinar en lo que escribo: créeme, si fuera a verter en odio todas las atrocidades que en lo personal me hizo tu comandante, todo cuanto escribiera lo rezumara -muy justificadamente, por cierto- desde la primera hasta la última letra de este blog que de seguro ni siquiera te has leído, lo cual no viene a ser tu culpa porque -vale recordarlo en este punto- fue precisamente tu comandante quien te negó desde el principio de los tiempos, además de otros derechos, también tu legítimo derecho a acceder a Internet -a no ser que seas una de las 300 ciberclarias de la UCI, y ya eso lo explicaría todo. Si hablas de renegar no fui yo quien tiró la primera piedra; si alguien ha sembrado de espinos de odio el paisaje de la patria fue tu amado ídolo: no fui yo quien ordenó a las turbas que patearan a los marielitos, ni quien estableció todo un modus operandi, aún vigente, para los mítines de repudio, quien dividió a la familia cubana con aquel invento suyo de la “salida definitiva”, un engendro que llevó siempre su sello. Cuando acuses buscando la fuente de todo ese odio, mejor señala a punto cero y acertarás. Además, esa falta de humildad de la que me acusas la pones en evidencia en tu actitud propia haciendo pregonar a Jesús la consigna que te enseñaron tus jefes de la 21. Chama !ahí sí se te fue la catalina!

      • Excelente tu replica a Rolando quien quiere que este sea, aplausos para tu trabajo, no decaigas.

      • Rolando Izquierdo dijo:

        Oakley Juliet Carbon Plasma Ice Originales, Ray Ban Wayfarer Folding , Aviator Full color, Jackie ohh unisex, fibra de carbono, Guess, Diesel, Oakley xsquared polarized ice iridium, Armany Exchange, Timberland, Spy Ken block, Dioxy, y muchas otras marcas de gafas, que puedes encontrar en cualquier tienda e incluso online, es mi recomendación más sincera, ante tu empeño de descubrir manchas en el sol. Sería irónico que termines siendo paciente en alguna de las instalaciones, que por culpa de Fidel, ofrece servicios oftalmológicos en la Operación Milagro. Cerciórate del precio de oferta, son muy variados, pero seguramente puedes llegarle con los ahorritos que llevaste de tu “infierno caribeño”.

      • roxanaaguilera dijo:

        Niñooooooooooooooo q lo encogistes de verguenza !!! .De que planeta eres? Cada vez te superas .

      • luis vigo dijo:

        Excelentísima y extraordinaria respuesta al señor Rolando Izquierdo. Nuevamente mis felicitaciones y todo mi apoyo a tu blog y a tu causa, que de una forma u otra, es la de millones de cubanos traicionados que sueñan con una Cuba mejor y mucho más próspera.

    • Carlos assic dijo:

      Rolo,mucha verdad en ese escrito,aunque te refuerzas,de rabia.

    • luis vigo dijo:

      Fidel Castro morirá como lo han hecho los demás dictadores, en el olvido. Desde que se apartó del poder por problemas de salud, son pocos en la isla quienes lo mencionan. Solo la propaganda política insiste tercamente en mantenerlo vivo en la memoria de los cubanos. Sus intenciones nunca fueron sinceras ni humanas, solo lo movió el egoísmo de creerse un Dios en la tierra y perpetuarse en las mieles del poder de por vida, cueste lo que cueste, por lo tanto su legado se marchará junto con él a la tumba.
      Cuando mantienes a todo un pueblo sufriendo y hambriento por un capricho ideológico y por una voluntad testicular, la historia no te podrá absolver jamás.
      Han sido mucho los crímenes que ha cometido su dictadura, han sido muchas las víctimas que sufrimos su egolatría. De que manchas de Sol tu hablas porque este señor hijo legítimo y directo de satanás solo ha traido oscuridad y sufrimiento a los cubanos. Como te atreves a compararlo con nuestro astro rey que nos da luz, vida y energía a todos por igual sin discriminación de ningún tipo, ni de clases, ni racial, ni por cuestiones políticas e ideológicas. Su nombre pasará a engrosar la lista de quienes la historia condena por crímenes cometidos de lesa humanidad. Y los cubanos lo recordaremos como nuestro propio holocausto caribeño, que al igual que el de los judíos, jamás y nunca se podrá repetir.

  2. No tengo palabras para elogar este articulo, fidel castro Asesino , el que fusilo, encarcelo, mando tropas Africa por mandato de la felizmente desaparecida union sovietica, fidel castro que tanta sangre hizo derramar en El Salvador y toda centro America,fidel castro que arruino a cuba implantando el totalitarismo marxista leninista,fidel castro , TIRANO, DICTADOR, SUPREMO COMANDANTE DEL ESTADO POLICIACO DE TERROR PERMANENTE QUE HA IMPUESTO EN CUBA,fidel castro, la PORQUERIA mas grande que ha dado America. RENE LIBERTARIO.

  3. Cubanoenmadrid dijo:

    Brillante tu artículo doctor, ni Milan Kundera y Vargas Llosa juntos podrían haberlo escrito mejor. Es por jóvenes como tu, Eliécer Avila, Yoani y unos cuantos mas, que todavía no he perdido por completo la esperanza en el futuro de mi tierra

    • Hermano, me sobrestimas y me avergüenzas. Este blog es sólo un modesto intento personal de sanar en todo cuanto pueda a esta patria tan sufrida; algún día sabremos todas las verdades que hoy nos ocultan los déspotas. Gracias por el apoyo. Saludos.

  4. roxanaaguilera dijo:

    pero .. rolando … mijo ‘ ya no tienes q pasar calor con la Doble moral !!! Tu no te das cuenta q el propio raul y fidel FIRMARON o ACEPTARON reatar las relaciones con Cuba o tu eres de del G-2 o del CDR q tienes miedo de todo tu compromiso con el fidelismo ? ,ahora voy a buscar el pan y luego sigo aqui . mijo no tengas miedo LA DEMOCRACIA INCLUSIVA te dara tu espacio ,o no sabes eso ? entonces pq te pones asi !!!

  5. roxanaaguilera dijo:

    rolo ….. a llorar a la funeraria .!!! aqui nadie esta deprimodo !! No.no no !!!

  6. roxanaaguilera dijo:

    fe de errata : para rolo :deprimido +

  7. roxanaaguilera dijo:

    niño apretaste !!!! casualidad esta mañana me decia _ este muchacho( Jeovany) tiene q hacer una tirada en libro de sus escritos ,es muy buena referencia para quien desconocedor de la verdad sobre la “revolucion ” cubana nos entenda . Nada agrego a este escrito ,,presentia q la profundidad era proporcional con el silencio de la noche para leerlo,. en la hora cierta .Me trasmitio verdad cruda,q no por lejana olvidada ,sere -nidad mucha serenidad , no permitirte insultos u odio ,.Fuistes muy respetuoso para con aquel q no lo fue con nosotros ,nada de rencor ,no olvidar para no repetir los errores .,Desde mi filosofia o posicion politica siento como una cura de herida infestada ,q duele al desbridarla para q sea cura por la vida como se dice de la armonia :cuerpo sano ….. mente sana !!!. Gracias Jeovany.

  8. roxanaaguilera dijo:

    Jeovany ,lo q dijo el comentarista cubanoenmadrid es la mas PURA VERDAD !!! yo tambien me dije : hay uno (no es Vargas LLosa) q es tan publicado q NO TE LLEGA a los talones , pero rectifque y me dije roxana q vas a comparar lo incomparable .Cuando lei al cubanoenmadrid dije coñooooo q todo el q te lea TENDRA q DECIR LO MISMO , CREEME tienes una escrita PROFUNDA ,DEFINIDA y SIN ODIO !! . Esta ,mi opinion personal es para q lo leas tu con tu familia .. Q util has sido Jeovany ,,GRACIAS !!!

  9. Dr., mis respetos para su articulo y su forma de escribir. No tome en cuenta aquellos que por fanatismo – religioso o de cualquier índole – denostan o subliman la verdad. Piense siempre cuando reciba comentarios de este tipo que la envidia y critica destructiva e insidiosa son el mejor homenaje que la mediocridad rinde al talento

  10. Vientoenpopa dijo:

    Se le apagó el sol de Rolando Izquierdo, estimado Jeovani Jiménez Vega. Se quedó a oscuras y boquiabierto por la bravura de su sol con su hermano el lunático Raúl, que no distingue lo que será lo que quiere el negro Obama.

  11. luis vigo dijo:

    Jovany mis felicitaciones. Excelentísimo artículo. Hoy supe de ti gracias a algunos foristas del diario digital independiente 14ymedio, del cual soy un asiduo lector y están precisamente ayudándote a esparcir y a divulgar sobre tu blog. Es el primer artículo tuyo que leo pero creeme que no será el último porque realmente tu escritura y tu talento me gustó muchísimo. Comparto completamente cada cosa, cada detalle que has dicho aquí. Nuevamente mis felicitaciones y un saludo cordial de Luis Vigo.

  12. Excelente artículo! Bien pensado y mejor escrito. Te felicito.

  13. Pedro Benitez dijo:

    Me atrevo a decir que Fidel Castro logro exitosamente secuestrar las bases de la nación mediante la aniquilación de la propiedad privada y la casi total exterminación de la sociedad civil. Pero nosotros los cubanos libres sabemos que la patria es de todos y que el espíritu de libertad sigue vivo en los cubanos y la prueba es el autor.

  14. genial, sencillamente….. deja q los perros ladren (batista) solo eso pueden hacer….

  15. yailmenis dijo:

    Requetebueno, el retrato perfecto del demonio enajenado y soñador

  16. […] Ver: “Epitafio personal a Fidel Castro” […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: