“Ciudadano Cero” ofrece el testimonio de dos médicos cubanos que permanecieron inhabilitados durante más de 5 años para el ejercicio de la Medicina en Cuba por haber canalizado ante su Ministerio la opinión de 300 profesionales de la Salud Pública acerca de su salario. El Dr. Jeovany Jimenez Vega, administrador de este blog, autoriza y agradece la divulgación de toda opinión o artículo suyo publicado en el mismo.

Por: Jeovany Jimenez Vega.

Por razones ajenas a mi voluntad no pude acceder hasta hoy a Internet y envío estas palabras a Ciudadano Cero a través de mi esposa. Durante la primera semana de mi huelga de hambre permanecí la mayor parte del tiempo en el parque Martí de Guanajay, ubicado delante del policlínico comunitario de este municipio y que fuera el último lugar donde trabajé hasta octubre de 2006. Durante esos días oscilé entre este parque y el parque central, frente a la Iglesia Católica – separados por unos 100 metros entre sí – según necesitara resguardarme del sol o beber agua.

Durante los tres primeros días recibí las visitas de rigor, que nunca faltan, de varios oficiales de la Seguridad del Estado para disuadirme de mi propósito, asegurarme que por esta vía no lograré nada y que no permitirían usar lugares públicos para este tipo de posturas. Después de un par de educadas conversaciones creo haber dejado claro que sólo me retiraría de estos lugares detenido por ellos y que estoy dispuesto a llegar hasta el final. Parece haber sido vehemente mi respuesta, porque después de esto sólo he sabido de su presencia a través de los viejitos cagalitrosos y chivatos de poca monta que ponen a coger sol en sus clásicos puntos de observación.

El jueves 8 de marzo me trasladé a La Habana, a casa de Antonio Rodiles, en el municipio Playa, donde grabamos una entrevista para Estado de SATS que ya teníamos previamente concertada y al regresar ya no he vuelto a abandonar el municipio de Guanajay

El lunes 12 de marzo, ya sintiéndome el rigor de mi primera semana de huelga y no pudiéndome dar el lujo de mantener este deambular de un parque al otro, decidí instalarme en el jardín de la Iglesia Católica de Guanajay, con el previo consentimiento del párroco, el muy estimado Padre Carreró, que no puso objeción alguna, y así durante toda la tarde de ese día quedaba plantado el campamento en ese sitio, delante de cuya verja pasaron cientos de guanajayenses, la mayoría de ellos mostrándome su ferviente apoyo. Esa noche, después de una llamada que recibiera desde el Comité Central el Obispo Serpa, de la Diócesis de Pinar del Río, y que transmitiera al Padre Carreró, decidí trasladarme al portal de las religiosas Escolapias, ubicado en el propio parque central de Guanajay, a 50 metros de la Iglesia Católica y ahí he permanecido hasta hoy.

En la tarde del viernes 16, a mis 11 días de huelga, recibí por segunda vez la visita de la tropa de Voces Cubanas: Yoani Sánchez, Reinaldo Escobar, Agustín y Orlando Luis Pardo; ya habían estado aquí el miércoles 7 y regresaban entonces preocupados por la marcha de este asunto. También Joysi García me entrevistó durante la primera semana y publicó una reseña muy objetiva en su sitio.

Y así completo hoy mi segunda semana de huelga de hambre. Me sostengo tomando sólo agua y algunas sales rehidratantes pediátricas. Me mantengo hasta hoy firme en mis demandas y el Ministerio de Salud Pública finge no darse por enterado, manteniendo hasta este momento un silencio absoluto con relación al caso y a mi huelga. Estoy aún bien de salud, aunque ya comienzo a sentir un decaimiento más o menos marcado pero constante y ya ha bajado unos 10 kg de peso (el lunes 5 de marzo oscilaba entre los 69 y 70 kg). Desde que aquellos oficiales de la Seguridad del Estado me insinuaran que me pudiera estar alimentando en casa de las monjas Escolapias no entré más a ese lugar y me he limitado a permanecer en el portal todo el tiempo a la vista de todos.

Desde aquí exijo al Gobierno cubano y al Ministerio de Salud Pública que se pronuncien sobre este caso y que nos habiliten en nuestro trabajo. Ahora sólo pueden elegir entre esto o dejarme morir.

Cualquier información a través de mi móvil +5358200251, teléfono fijo 362086 (Artemisa) o a través de Alfredo Felipe Valdés, portador del caso, exiliado en Málaga, España, (móvil 627222638). Informaré por Twitter (DrJVega).

Comentarios en: "Huelga de Hambre.Bitácora 1" (4)

  1. María Elena Herrera dijo:

    Jeovany ¡¡¡Dios esté contigo!!! Es muy difícil pedirle a una dictadura totalitaria y asesina que se haga justicia, esa dictadura desprecia la vida y los derechos de los cubanos y estás corriendo el peligro de perder la vida, aún sabiendo que o ablandarás el corazón de piedra de los que tienen al pueblo cubano sumido en la ignominia. DEJA LA HUELGA DE HAMBRE, utiliza tu fuerza, tus energías y la vida que Dios te dió para luchar por tus derechos y por tu dignidad. Tengo esperanza de que mis palabras te hagan reflexionar y que sepas que estás nuestras oraciones y enuestras acciones en favor de la libertad de Cuba. Un Abrazo.

    María Elena Herrera.

  2. Felix Varela dijo:

    Hermano , veo que te mantienes firme en tu lucha , y todos apreciamos tu valentía , es obvio que ni el minsap , ni el govierno , van a dar respuesta a tus reclamos y mucho menos una solución justa a tu caso , pero lo que has logrado hasta ahora vale la pena , ya tu caso traspasó las fronteras de la cárcel grande , Cuba ,. y se conoce en todos los continentes ,. gracias a la maravilla del ciberespacio , esa espina clavada en el corazón de las revoluciones comunistas , que nunca se pudieron sacar ,ni esquivar , por el contrario este medio a ayudado a muchos países con regímenes totalitarios a derrumbarse en cuestión de horas , esperemos que nuestra patria no se quede atrás,te seguimos de cerca y te apoyamos. Por favor necesitamos una dirección de e.mail: del colega Dr. Alfredo Felipe para poder comunicarnos, más fácil y seguro por esta vía, la pueden enviar a :cubapadrino@gmail.com
    Un abrazo , El Padrino.

  3. eres bravo como Maceo, y somos muchos los desterrados como Marti por sus Ideas, te doy mi mano desde aqui valiente colega

  4. […] el 31 de marzo de 2012, después de una larga batalla que contó con el apoyo de cientos de personas de buena voluntad dentro y fuera de Cuba. Valió la pena cada post, cada tweets, cada mensaje de aliento, cada palmada en el […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: