“Ciudadano Cero” ofrece el testimonio de dos médicos cubanos que permanecieron inhabilitados durante más de 5 años para el ejercicio de la Medicina en Cuba por haber canalizado ante su Ministerio la opinión de 300 profesionales de la Salud Pública acerca de su salario. El Dr. Jeovany Jimenez Vega, administrador de este blog, autoriza y agradece la divulgación de toda opinión o artículo suyo publicado en el mismo.

Por: Jeovany Jimenez Vega.

Miro el mendrugo, lo palpo, lo huelo… dudo… pero no llego a la temeridad de comerlo. Pienso en la madre del panadero y lo imagino vendiendo en la paladar de la esquina la manteca que le “sobró” al final del turno; y al de la paladar comprarle “por la izquierda” al del almacén la harina; y al del almacén, con la tierrita que “luchó” comprarle al del punto clandestino el rifle de ron; y al del punto alquilar el almendrón pa´ trasladar su mercancía; y al del almendrón “resolver” por fuera 80 litros “… porque estos hijoeputas clavan el petróleoa un fula en el CUPET”, pa´ después verlo gritando ¡20 pesos a la Habana! frente a un P 4 que trasborda – ¡coincidencias de esta vida! – precisamente por petróleo; y después lo veo “pasmarle” 50 al policía pa´ zafarse de una multa y despedirlo con un “!la vida está muy dura!”; el mismo policía del drinking en la refresquera clandestina donde le compran los cilindros de gas al del camión que se busca 3000 cañitas diarios “… pa´ ir tirando”; y después veo al ecobio del camión ordeñando combustible pa´ resolverle al inspector “…porque la vida da sus vueltas…”; y después a la mujer del inspector comprando carne “por la izquierda”, de primera y a tarifa “suave”, pa´ que le dé negocio revendérsela al gerente de la firma fantasma en Miramar; y veo al carnicero que igual coge un pito de hierba y se lo pasa al merolico que “engrasa” al Jefe de Sector pa´ que le deje respirar la quincalla y no pregunte por lo que “cuadra” en el malecón; y al socio que controla el circuito “resolverle” su buen punto a la yunta que vende en el kiosko de la shopping, una temba que paga al cash la mercancía “por la izquierda” al distribuidor, la que adultera los precios y le pone lamultica hasta a la santísima trinidad “… pa´ comprarle los buenos jeans y las perras zapatillas a su pepilla…” que quiere presumir como la jinetera de los altos que se empató con un yuma, porque ¡… primero muerta que sencilla… ! como le dice su mamita, que no ande vestida como su maestra que “… parece la pobre un adefesio”; su maestra que no maneja un almendrón, ni tiene paladar, ni refresquera, que no “lucha” en el kiosko de la propina fácil, ni está casada con el camionero, ni con el gerente, ni con un dirigentón sino con un humilde médico, y entre los dos se las ven negras con pespuntes grises en el último eslabón de la cadena alimenticia, desamparados en medio de esta vorágine de estafas a diestras y siniestras, de inmundicias vueltas y revueltas de hastío, sobornos, canjes, timos, asco, vértigo, chantajes, trueques, desencanto, purulencia, nauseas, corrupción… en fin… no sé pa´ qué carajos me habré puesto a vacilar esta mugre. ¡Mira tú…! ¡He llegado a pensar en cada mierda delante de este trozo inmundo de ¿pan?!

Anuncios

Comentarios en: "Sobre el pan y otros demonios" (2)

  1. Mordaz, directo, descriptivo, elocuente, abarcador. Excelente.

  2. excelente…….muy descriptivo,el hombre nuevo de 53 anitos de revolucion fidelista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: