“Ciudadano Cero” ofrece el testimonio de dos médicos cubanos que permanecieron inhabilitados durante más de 5 años para el ejercicio de la Medicina en Cuba por haber canalizado ante su Ministerio la opinión de 300 profesionales de la Salud Pública acerca de su salario. El Dr. Jeovany Jimenez Vega, administrador de este blog, autoriza y agradece la divulgación de toda opinión o artículo suyo publicado en el mismo.

Cumple un año Ciudadano Cero.

Por: Jeovany Jimenez Vega.

Hoy cumple justo un año esta aventura que en lo personal es “Ciudadano Cero”. Esta botella lanzada al mar en medio de mis tormentas – hija de la esperanza y de la soledad – trajo consigo esa brizna de alivio que deja el bálsamo en la piel quemada. Este grito, que se resistió a morir ahogado en mi garganta, es una verdad que reclama su lugar bajo la luz del sol y sólo espero que me baste para contar todo el dolor, toda la impotencia y la rabia. Para que no queden impunes los culpables, para que no salgan limpios los cínicos del panteón de los traidores la ternura no basta, se tiene que poner en riesgo algo más que la voz, hay que apostar a quemarse las manos, hay que atreverse a saltar cada vez al vacío arriesgando todo en el intento.

Este compañero de viaje, fue ya durante un año el humilde relicario de mi afán por recuperar lo que me fue usurpado. Fue por momentos el sosiego de quien se sabe en paz consigo mismo, pero por momentos fue también la estampida de la ira contra el déspota y el insolente que defalcan mis derechos. Este es el sincero intento de divulgar una historia que de cierto modo dejó ser la mía para empezar a ser un poco la de todos, porque la mano oscura y siniestra que mancilló mi dignidad, es la misma que se extiende aún sobre la dignidad de todos los cubanos.

Así vendré cada lunes, a darme esta especie de terapia para no sufrir una agonía estéril ante el villano impío; para hablar desde mi vocación martiana de hombre libre; para que la hiel de los verdugos no contamine lo que salvé de los naufragios; para curarme del odio aunque parezca borrascoso el horizonte; para que mañana no digan los cobardes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: