“Ciudadano Cero” ofrece el testimonio de dos médicos cubanos que permanecieron inhabilitados durante más de 5 años para el ejercicio de la Medicina en Cuba por haber canalizado ante su Ministerio la opinión de 300 profesionales de la Salud Pública acerca de su salario. El Dr. Jeovany Jimenez Vega, administrador de este blog, autoriza y agradece la divulgación de toda opinión o artículo suyo publicado en el mismo.

La cultura del leñazo

Foto: Orlando Luis Pardo

Algo muy grave sucede en un país donde la gente vive a hurtadillas y elude criticar las decisiones de su gobierno, donde los asuntos trascendentes se hablan en un susurro, vigilando el entorno con sigilo, por si las moscas; donde tantos no consideran el trabajo honesto como la única fuente moralmente lícita de ganar el pan que llevarán a la boca de sus hijos. Algo muy grave sucede en un país donde el Parlamento apoya unánime disposiciones en menoscabo del bienestar de su pueblo y mantiene intactas leyes cuyo sentido práctico caducó hace mucho tiempo. Algo muy grave sucede donde el sindicato traiciona su razón de ser y se convierte en la punta de lanza capaz de herir a su trabajador por la espalda; donde paradójicamente se legitima la golpiza como un modo de velar por la libertad del hombre.

Lo que es presentado por el Gobierno cubano como monolítico consenso, como apoyo unánime a su línea de pensamiento, no es otra cosa que ese miedo paralizante, que reduce al individuo a cero, apagada su voz por un poder abrumador ante el cual se sabe completamente desamparado. Porque si algo se ha vuelto típico en Cuba es la cultura del leñazo. Cada vez que han faltado argumentos convincentes para implementar determinada medida o alguna política… ¡allá va el porrazo al que se muestre reacio a alguna decisión así “democráticamente” tomada! De lo que digo, mi ejemplo es sumamente ilustrativo. Cuando el entonces Ministro de Salud Pública recibió aquella demanda de atención de 300 trabajadores de su sector con relación al salario, le hubieran bastado 5 minutos para dictar una respuesta de pocos párrafos, lo cual, al margen de su contenido, habría sido lo correcto, pero lejos de eso optó por no responder nunca y meses más tarde llegaba…¡el garrotazo de las cavernas! Por eso estoy aquí 5 años más tarde, inhabilitado aún, luchando por recuperar mi trabajo y denunciando aquella injusticia.

Ahora, conociendo al pájaro por su mancha en la rama, intuyo que preparan el terreno para neutralizar este asuntico de los bloggers. Como han demostrado reiteradamente que no saben resolver de otro modo las diferencias, no me extrañaría que en cualquier momento arremetan utilizando cualquiera de las variantes del ancho espectro que poseen, ya sea mediante la típica redada, mediante ataques individualizados, ya generando fricciones diplomáticas con alguna embajada que ofrezca una brecha de Internet al cubano privado a rajatabla de este servicio por su propio Gobierno. Cualquier excusa vendrá bien para sacarse esta puntillita del zapato. Algo me dice que están a punto de lanzar el zarpazo.

Anuncios

Comentarios en: "La cultura del leñazo" (2)

  1. Es doloroso leer todas estas violaciones a los derechos de los trabajadores, y el sindicato sin defenderlos. Es una vergüenza para nuestro país que estas cosas sucedan.

  2. Asi funciona el castrismo, cerrando y cerrando todos los espacios cada ves mas, apretando el cerco, como la serpiente piton, que cada ves que la victima respira, mas aprieta. Cuando se darán cuenta los cubanos que a los castro solo les interesa mantenerse en el poder y para eso no pueden conceder libertades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: