“Ciudadano Cero” ofrece el testimonio de dos médicos cubanos que permanecieron inhabilitados durante más de 5 años para el ejercicio de la Medicina en Cuba por haber canalizado ante su Ministerio la opinión de 300 profesionales de la Salud Pública acerca de su salario. El Dr. Jeovany Jimenez Vega, quien administra este blog, autoriza y agradece la divulgación, por cualquier medio posible, de toda opinión o artículo suyo publicado en el mismo.

Por: Jeovany Jimenez Vega.

Ya es un hecho: las esperadas “reformas migratorias”, anunciadas por Raúl Castro hace casi un año y medio, llegan con demasiado ruido y pocas nueces. Publicadas “casualmente” cinco días antes de las elecciones para delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular, las modificaciones a la Ley No. 1312 “Ley de Migración”, de 20 de septiembre de 1976, fueron otra vez la zanahoria plástica colgada delante del arreo. Algún ingenuo pudiera creer llegada su oportunidad en la vida, pero el desengaño –sinceramente, quisiera equivocarme en este punto– más temprano que tarde develará la verdadera intención detrás de un decreto-ley donde se repiten demasiado el verbo “autorizar” que ha regido los destinos de un pueblo confinado a sus fronteras por más de medio siglo.

Según entendí del Decreto-Ley No. 302, emitido por el Presidente Raúl Castro el 11 de octubre de 2012 y publicado en Gaceta Oficial el pasado 16 de octubre, nada cambia para los profesionales cubanos –incluidos los de la Salud Pública, de más decirlo– que continuamos arrastrando esa cruz en que convirtió este gobierno el hecho de habernos consagrado al cultivo del conocimiento. Una vez más así se nos paga: dejándonos en franca desventaja, vulnerando nuestro derecho a viajar, privándosenos de toda oportunidad de confrontarnos con el mundo. Los Artículos 23 y 25, incisos f, lo dejan muy claro cuando excluyen de salir del país a todo aquel que carezca “…de la autorización establecida, en virtud de las normas dirigidas a preservar la fuerza de trabajo calificada…” con lo cual ya de golpe se deja fuera de juego a millones de cubanos.

No hay que ser demasiado listo para advertir que los artículos 23, 24 y 25, íntegramente añadidos a la antigua Ley de septiembre de 1976, le otorgan aún plena potestad a las autoridades cubanas para denegar el pasaporte, denegar la entrada e igual denegar la salida del país, respectivamente y según criterios subjetivos, a cualquier persona dentro o fuera de Cuba, todo lo cual basta para dejar al desnudo la verdadera naturaleza, hipócrita y engañosa, de esta ley. Demasiada ambigüedad deja abierta el Artículo 23, inciso h –y por extensión el mismo inciso del Artículo 25– cuando establecen que algún funcionario puede negar el otorgamiento del pasaporte y/o la salida del país a alguien “…Cuando por otras razones de interés público lo determinen las autoridades facultadas…”, ambigüedad que bastará para continuar reteniendo a millones de cubanos bajo este cielito azul cada vez que al Gobierno cubano le venga en ganas. Estos artículos e incisos estarán colgando, como espada de Damocles, sobre todos los cubanos.

La otra faceta denigrante del asunto: el Artículo 24, mediante sus incisos c, d y e establece como “…inadmisibles…” para su entrada al país –pues los encierra en la misma categoría que a los terroristas, los traficantes de personas y de armas, a los narcotraficantes y mafiosos internacionales del lavado de dinero– a todos aquellos acusados por el Gobierno cubano de “…Organizar, estimular, realizar o participar en acciones hostiles contra los fundamentos políticos, económicos y sociales del Estado cubano…”, “…Cuando razones de Defensa y Seguridad Nacional así lo aconsejen…” y además –esta es la joyita de la corona– a todo aquel que el Gobierno cubano considere que deba “…Tener prohibida su entrada al país, por estar declarado indeseable o expulsado.” Si lo quiere más claro, échele agua: se da por descontado que aquellos cubanos con criterios políticos divergentes con las líneas del Gobierno continuarán viéndose privados de viajar, y que en caso de que logren salir del país asumen un altísimo riesgo de que no se le permita regresar, y esto incluye, por supuesto, a los millones de cubanos y sus descendientes que viven fuera de su país.

Algo va quedando claro: que mientras una autoridad prohíba que quienes vivimos en Cuba salgamos libremente de ella, e igual que cualquiera de los millones que viven fuera regresen al abrazo de su patria sin condicionamientos, nadie podrá hablar de libertad real para viajar; esta es una decisión privativa del individuo y jamás lo será de ningún funcionario pues, derecho al fin, es inalienable. Mientras se nos obligue a dejar aquí a nuestras familias de rehén como requisito para viajar al extranjero, se coarte la libertad de pensamiento con el chantaje de una salida, se excluya a un solo cubano de su derecho a salir o entrar libremente de su patria, nada habrá cambiado en Cuba. El tiempo dirá la última palabra, pero por ahora todo parece puro espejismo; de momento, en el balcón de La Habana, el cuartico está igualito…

About these ads

Comentarios en: "¿Actualización de la política migratoria cubana?" (4)

  1. Muy bien analizada la “reforma migratoria”, y en minúscula porque eso es lo que es, allá el iluso que a 54 años en el poder del régimen totalitario castro-comunista siga creyéndose esas fantasias. Ese es el engaño, “nosotros decimos, nosotros hacemos y nosotros determinamos.” Esa pobre sociedad dormida en las mentiras y el engaño, es la hora ya de que, DESPIERTEN.
    ( Al menos Ciudadano Cero ha despertado.)

  2. Es el mismo perro rabioso que muerde y mata, sólo le cambiaron el collar.

  3. [...] tengo hasta ahora una postura más bien escéptica con relación a todo esto nadie me debería culpar; téngase en cuenta mi condición de médico [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 852 seguidores

%d personas les gusta esto: