“Ciudadano Cero” ofrece el testimonio de dos médicos cubanos que permanecieron inhabilitados durante más de 5 años para el ejercicio de la Medicina en Cuba por haber canalizado ante su Ministerio la opinión de 300 profesionales de la Salud Pública acerca de su salario. El Dr. Jeovany Jimenez Vega, quien administra este blog, autoriza y agradece la divulgación, por cualquier medio posible, de toda opinión o artículo suyo publicado en el mismo.

Por: Jeovany Jimenez Vega.

Después de la huelga de hambre que protagonizara el pasado mes de marzo, que derivó en nuestra habilitación para el ejercicio de la Medicina, nuevamente ejerzo mi profesión en Guanajay desde el 7 de mayo. Ahora bien, a más de 2 meses de haber comenzado a trabajar aún persisten un par de cabos sueltos: si bien es cierto que se nos restituyó todo el salario dejado de percibir durante aquellos 66 meses y se me permitirá reanudar desde tercer año mi especialidad en Medicina Interna a partir de septiembre, también es muy cierto que todavía no existe constancia alguna en nuestro expediente laboral de que se nos pagó aquella suma y de lo cual se deriva que estos 5 años y medio se contemplan como trabajados, que fue lo que se nos comunicó se haría y lo legalmente estipulado en el Decreto Ley 268-2009 (Modificativo del régimen laboral) en su Capítulo V.

Igualmente este Decreto Ley establece que en caso de ser revocada una sanción administrativa injusta, el trabajador que sufrió dicho prejuicio debe ser públicamente vindicado ante la asamblea de asociados de su centro de trabajo y esto es, en nuestro caso, una reunión igualmente convocada por la administración, el partido y el sindicato, tan pública como aquellas que se realizaron en 2006 para vilipendiarnos gratuitamente, donde se exponga por qué fue un error habernos sancionado y por qué se decidió ahora revocar aquel fallo. Esta reunión, aún no convocada –que no tiene que derivar en el Harakiri de nadie pues, en lo particular, no lo necesito– me encontraría más maduro que entonces y también creo, espero, un poco más sabio, por lo que nadie debe esperar que de esta boca salte una sola palabra manchada de odio o resentimiento, pero creo que esto sería un ejercicio muy saludable para todos y hablaría más a las claras sobre la verdadera posición de las entidades políticas ante este caso.

Una reunión de este tipo, realizada con mis compañeros en un clima de sosegado respeto, diría mucho sobre la tolerancia que hoy propugna públicamente nuestro gobierno, pero un gesto en cualquier otro sentido no haría más que denunciar exactamente lo contrario, pues la falta de humildad para reconocer los errores ha sido uno de sus grandes lastres y esto dejaría abierta la puerta para que historias como la nuestra se repitan una y otra vez en cualquier momento y lugar de esta islita nuestra. Este sería un acto que nos vindicaría a todos. Mientras este momento llega Ciudadano Cero, con paciencia, espera.

About these ads

Comentarios en: "Puertas abiertas y cabos sueltos." (4)

  1. ¿De que tolerancia hablas.

  2. De acuerdo porque en Cuba no existe la más mínima tolerancia ni libertad.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 827 seguidores

%d personas les gusta esto: