“Ciudadano Cero” ofrece el testimonio de dos médicos cubanos que permanecieron inhabilitados durante más de 5 años para el ejercicio de la Medicina en Cuba por haber canalizado ante su Ministerio la opinión de 300 profesionales de la Salud Pública acerca de su salario. El Dr. Jeovany Jimenez Vega, quien administra este blog, autoriza y agradece la divulgación, por cualquier medio posible, de toda opinión o artículo suyo publicado en el mismo.

Ábrete sésamo…

Por: Jeovany Jimenez Vega.

El viernes 20 de abril Ricardo Alarcón, Presidente del Parlamento cubano, en una entrevista con el diario digital World, del Huffingtonpost.com, reafirmó lo anunciado el año pasado por Raúl Castro: que Cuba pondrá en marcha “… una reforma migratoria radical y profunda en los próximos meses…” que eliminará restricciones que hemos tenido durante décadas los cubanos para viajar al exterior. Recordemos que hasta ahora para viajar al extranjero, los cubanos requieren un permiso de salida –al extorsivo costo de 150 dólares en el caso de EE.UU., por ejemplo– que se otorga por 30 días, prorrogable por 10 veces, luego de lo cual deben regresar o pierden el derecho a residir en su país.

Vigentes desde los albores del proceso revolucionario, las restricciones impuestas sobre los viajes de los cubanos hacia y desde el extranjero, han devenido en uno de los más graves estigmas arrastrados por este gobierno. Esta abusiva política ha sido la responsable de una incalculable dosis de sufrimiento para nuestro pueblo, pues ha separado durante décadas, y hasta definitivamente, a miles de familias.

Alarcón además asegura que “… existe también otra explicación a esas restricciones: la necesidad de proteger nuestro capital humano. La formación de médicos, técnicos, profesores, etc., cuesta muy caro al Estado cubano y Estados Unidos lo hace todo para privarnos de estas riquezas humanas”. Sustentada en la necesidad de evitar la fuga de cerebros, entre otros argumentos, esta política nos ha privado sistemáticamente de uno de los derechos más elementales del hombre: el derecho a su libre movimiento y a elegir dónde desea vivir. Pero a la hora de resolver este asunto, a nuestro gobierno le pareció mucho más simple retener por la fuerza a los profesionales que garantizarles un modo de sustento digno y esto, en términos médicos, sería el equivalente a amputarle el miembro a un paciente aquejado de linfangitis con lo cual es cierto, independientemente de las consecuencias, se “resolvería” su problema.

Alarcón dijo que la reforma favorecerá también a los cubanos emigrados que necesitan hasta hoy un permiso de ingreso, quienes no tienen ahora el mismo “perfil” que los que se marcharon en los primeros años. “Las cosas han cambiado mucho (…). Cerca de medio millón de cubanos instalados fuera de nuestras fronteras nos visitan cada año. La inmensa mayoría de la emigración cubana tiene una relación normal con su patria de origen…”, cuando nunca ha sido ni remotamente normal, sin embargo, la relación del Estado cubano con respecto a esa emigración. En cuanto al “perfil” de esos emigrados, el señor Alarcón sabe que eso cambió definitivamente después de aquella oleada del primer lustro revolucionario, constituida mayoritariamente por exbatistianos y oligarcas. Ya en tiempos de Camarioca, de los marielitos y del maleconazo de 1994, hacía mucho que la emigración cubana había sido suplantada por una maza como norma más joven, desesperada por haber perdido todas las expectativas en su país.

Alarcón también afirmó que “… la cuestión migratoria (…) siempre se ha usado como un arma de desestabilización contra Cuba desde 1959 y como un elemento de distorsión de la realidad cubana…”, y lo dice como si todo se tratara de un montaje más orquestado por los tanques pensantes yanquis, como si no fuera esta una auténtica aberración perpetrada sistemática y masivamente durante medio siglo por el Gobierno cubano contra la voluntad y el interés de su pueblo.

En este punto algunas preguntas se imponen: ¿por qué precisamente ahora y hasta dónde se atreverán a llegar? En círculos habaneros de pensamiento cuya opinión he podido sondear, se comenta que estas medidas pudieran estar orientadas previsoramente a abrir las puertas a una emigración cubana que hasta ahora se ha visto antinaturalmente excluida de invertir en su propio país de origen debido a la absurda política seguida por nuestro gobierno, que durante décadas ha preferido negociar con inversores extranjeros antes que ofrecer alguna oportunidad a sus propios emigrados ni a sus descendientes. Esta postura presumiblemente refleja un profundo temor a la influencia que pudieran ir ganando éstos dentro del entorno político interno. Si esto es o no consecuencia de la incertidumbre que hoy se cierne ante un Hugo Chávez cuya salud se percibe quebrantada a apenas unos meses de las inminentes elecciones venezolanas –pues perder este apoyo ahora sería letal– ya eso estará por ver, pero lo que sí no ofrecería demasiadas dudas es que esa emigración, aunque ávida de invertir en Cuba, pero con el traumático recuerdo de las expropiaciones del pasado, pudiera estar exigiendo una serie de garantías jurídicas que hagan segura esta vez sus inversiones, ante lo cual se impondría, primero que todo, cambiar radicalmente un status migratorio que hasta hoy les ha excluido por completo como ciudadanos cubanos.

Otra cara de la moneda convierte este momento en el más “oportuno” –para el Gobierno cubano– a la hora de tomar esta decisión, pues en caso de que al fin se decida a abrir las puertas de par en par, entonces serían las embajadas en La Habana las que posiblemente cierren las suyas y se muestren más reacias a expedir sus visados, amén de que acto seguido el Gobierno estadounidense derogaría la controvertida Ley de Ajuste Cubano. Aún así, quienes logren viajar finalmente, encontrarían en la mayoría de sus destinos un mundo sumido en la peor crisis económica desde el crack del 29 y que no ofrece en este momento demasiadas oportunidades a ningún recién llegado. Si a esto se le suma que a quien parte ya no le es confiscada su casa y puede dejar aquí hogar, familia e intereses concretos a los que regresar cando desee, entonces me atrevería a vaticinar que una vez producida una primera oleada de emigrados todo se estabilizaría en pocos años; en cambio las remesas aumentarían y la economía se oxigenaría considerablemente –en este sentido las inversiones de los emigrados, en caso de autorizarse, serían determinantes– y comenzaría este país a fluir de un modo mucho más natural.

Ahora bien, ¿hasta dónde se atreverán a llegar? ¿Se estará pensando ciertamente en grande o todo quedará entre medias tintas y cortapisas? Para que una reforma migratoria esté en hoy a la altura de lo que necesita el pueblo cubano, tienen que quedar atrás todos los rezagos de la política actual. Se impone entonces garantizar de modo inequívoco, mediante un oportuno cuerpo de leyes vinculantes, que todo ciudadano cubano pueda gozar de su derecho irrestricto a salir libremente de su país, e igual a entrar sin condicionamientos de ninguna índole incluidos, por supuesto, los de tipo político, por diferencias de opinión, con lo cual quedarían excluidos únicamente aquellos implicados en actos terroristas o que tengan pendiente cualquier deuda con la justicia, fuera de lo cual absolutamente ningún funcionario se atreva a vulnerar este derecho a un ciudadano cubano, pues sería emplazado jurídicamente ante un Tribunal Popular. Se precisa también, imperiosamente, eliminar para siempre la ominosa figura de “salida definitiva”, un engendro que ha desarraigado a generaciones enteras de cubanos, así como las polémicas “cartas de invitación” y por supuesto, se desprende por su propio peso, el odiadísimo permiso de salida o “carta blanca” que ya no pintaría nada en este entierro.

Pero un punto no puedo dejar de obviarse en este asunto por ser uno de los matices más controvertidos del tema, y es la solución que se le dará al problema de la liberación que están obligados a solicitar los trabajadores de mi sector en caso de desear salir definitiva o temporalmente del país. ¿Cómo olvidar a esos miles de excooperantes del sector de la Salud Pública cubana, que agobiados por un salario espurio y las penosas condiciones de vida, y no encontrando en absoluto otro medio de emigrar, decidieron abandonar alguna misión de trabajo y por eso reciben el sumario status de desertores y son condenados al destierro, no permitiéndoseles entrar a su propio país al menos durante 10 años? ¿Alguien se atrevería a catalogar de normal la relación con estos emigrados ante un tratamiento tan atroz? Sin ninguna duda, se puede asegurar los trabajadores del sector de la Salud Pública cubana hemos recibido el trato más denigrante en esta historia y hoy nuestro gobierno tiene la oportunidad de redimir su postura; esperemos que se obre con sabiduría.

Cualquier salida que en este momento se pretenda dar al asunto migratorio y no contemple de una vez todas las garantías a nuestro derecho de viajar, atentaría contra la libertad del pueblo cubano, y por lo tanto, contra la prosperidad de la patria.

About these ads

Comentarios en: "Ábrete sésamo…" (9)

  1. Históricamente la inerte revolución ha hecho pocos y tímidos cambios y la mayoría con sus marcha atrás, también históricamente el punto a mirar ha sido la preservación del sistema político por encima del bienestar de los ciudadanos. Por el lado económico las entradas por concepto de tramites para viajar cesarían, pero al abrir las puertas de Cuba el flujo de inversiones seria incalculable, lastima que los dirigentes no son buenos economistas y solo ven lo que pierden mas de lo que pueden ganar.
    El asunto de los médicos me parece muy sencillo de solucionar y si todo se basa en cuanto invirtió la revolución en sus estudios, se les debía dar la oportunidad de pagar sus carreras con servicio social hasta saldar la deuda.
    Cuando lo vea lo creo y no soy Santo Tomas.

    • Estoy de acuerdo. Está más que demostrado que cuando en Cuba los dirigentes dicen “cambio”, las piernas tiemblan. Los cambios y las nuevas medidas han sumido al país en una involución y retroceso constante en casi todos los sentidos de la vida cotidiana… me cuesta recordar alguna medida que se haya implantado y sobre todo mantenido por el bien real de los ciudadanos.

  2. Maria Gonzalez dijo:

    No se por que algunos insisten en hacerle caso al Alarcon este. No habra tal reforma migratoria, esto es un jueguito para mantenernos ocupados y ganar tiempo.

  3. Muchas veces pienso que el infantilismo de los cubanos no tiene limites, es mas que sabido que la libertad de movimiento es uno de los derechos fundamentales en los derechos humanos ahora bien irè por partes
    1- Los cubanos quieren viajar al extranjero entrar y salir y quien les paga esos gastos? quien paga el pasaje de ida y regreso, el mantenimiento, el hospedaje donde van a parar ? con que dinero se van a pagar un hostal? ahhhhhhhhhh toitico lo pagaran los batistianos que viven afuera los gusanos convertidos en mariposas pero la cosa no termina ahi y quien pagara las pacotillas y el exceso de equipaje de regreso a Cuba? Regresaran? o se quedaran? si es para Europa ilegales y si es para los USA les toca esperar la ley de ajuste y asi al año y un dia convertirse en muleros porque mamita tiita y sobrinita esperan porque los 15 de Florita se tienen que celebrar porque con 28 $ al mes me dices donde vas?que pague otro que nos importa ellos tienen y nosotros no y cuidao ni abran boca parientes porque yo me las se todas y no me administren mi vida pero eso si saca el billete
    2- porque en vez de pedir tanto el fasten seat belt para salir de Cuba no piden la libertad de movimiento que se la merecen tambien los que viven en otras provincias o no se han enterado que en Cuba existe el APARTHEID? o eso para los que viven en la Habana son solo palestinos chivatos y ladrones? eso en mi vocabulario y en el mundo se llama discriminacion o no se han enterado oiga amigo siga pensando en regresarse al PCC deje la bobà y el teque que aqui nadie es tonto se puede mentir un tiempo pero no todo el tiempo, como no se puede bailar en casa del trompo,
    Vete a España y vuelve a empezar la huelguita de hambre por un boqueron

  4. LEON DE MIAMI dijo:

    ..EXBATISTIANO ,,MARIELITOS YANKIS ,,SON PALABRAS DEL DEPARTAMENTO DE SEGURIDADDEL ESTADO,, ahora bien como quieres viajar te preocupa que esten estas restricciones ,,chico siempre han estado pero tu eras de la juventud y decias ,,pa lo que sea fidel ahora jodete ,,por otro lado de que crisis tu hablas ,,la crisi siempre a estado en cuba aqui a nadie le falta ni el agua caliente ni la fria ni el aire acondicionado ni el televisor y si algun viejo de mierda que hasta ayer fue comunista en cuba y ahora vino de visita y se quedo si ese hijoputa viejo tiene un perro tambien el gobierno no solo le da la vivienda gratis al viejo si no una cuato de aliemetacion al animal ,,aparte que al hijoputa viejo que taqnto lucho contra los yanki le dan un celular con 250minutos para si tiene una emergencia pueda llamar al rescate ,,de que cono crisis tu habla ,,,

  5. LEON DE MIAMI dijo:

    CUANDO VAYAS A HABLAR DE BATISTA LAVATE LA BOCA ,,SABIS USTED QUE EL DICHOSO MEDICO DE LA FAMILIA FUE IMPLEMENTADO EN CUBA POR BATISTA ..TE VOY A MANDAR UN DIA LOS LOGRO DE BATISTA ESPERO QUE ME MANDES LAS ATROSIDADES DE BATISTA QUE SIENDO TAN ASECINO ,,DEJO VIVO A FIDEL CASTRO Y LE DIO ANISTIA

  6. [...] vez eludió completamente mencionar temas trascendentales para nuestro pueblo, como la anunciada ¨actualización¨ de la política migratoria del país, o el muy necesario acceso libre a Internet ¿cuándo se nos concederá?, ¿en qué [...]

  7. [...] Ábrete sésamo. Me gusta:Me gustaBe the first to like [...]

  8. [...] diga la última palabra. Ojalá a partir de hoy ningún cubano sea privado de su derecho a viajar; ojalá ningún cubano sea retenido contra su voluntad, bajo ningún pretexto, por ningún burócrata; ojalá no se condicione a nadie para ser autorizado [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 853 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: