“Ciudadano Cero” ofrece el testimonio de dos médicos cubanos que permanecieron inhabilitados durante más de 5 años para el ejercicio de la Medicina en Cuba por haber canalizado ante su Ministerio la opinión de 300 profesionales de la Salud Pública acerca de su salario. El Dr. Jeovany Jimenez Vega, quien administra este blog, autoriza y agradece la divulgación, por cualquier medio posible, de toda opinión o artículo suyo publicado en el mismo.

Hoy en la mañana hice entrega, en el Departamento de Correspondencia del Ministerio de Salud Pública, de un documento dirigido al actual Ministro Dr. Roberto Morales Ojeda, mediante el cual le solicito una entrevista para tratar personalmente el tema de mi inhabilitación. Ahí dejé constancia de mi convicción de que fui víctima, junto a mi compañero el Dr. Rodolfo Martínez Vigoa, de una injusticia cuando fuimos ambos inhabilitados por tiempo indefinido para el ejercicio de la Medicina en nuestro país, hace más de 4 años, mediante la Resolución Ministerial 248 del 27 de septiembre de 2006.

No es que pretenda yo erigirme en juez y parte. Es cierto que no soy licenciado en Derecho ni perito en ningún tema parecido. Pero basta con saber leer para comprender la intención del tercer POR CUANTO de la Resolución Ministerial 8 del 7 de febrero de 1977, aplicada para inhabilitarme, concebida claramente para castigar hechos lesivos al Código de Ética Médica, cometidos durante el ejercicio asistencial directo con el paciente y/o sus familiares, que pongan en peligro la salud o la vida de los primeros o demeriten el crédito que debe mantener el Ministerio de Salud Pública por su función ante el pueblo. Hasta donde conozco, la única función esencial de dicho Organismo es garantizar la salud de su pueblo, algo completamente al margen de cualquier valoración de índole moral o política, por lo cual no veo de qué modo pude dañar la salud de ningún paciente cuando me dirigí a mi Ministro, como parte de aquella solicitud de 300 trabajadores en noviembre de 2005, ni de qué modo este presunto daño fue considerado tan grave como para merecerme, según aquel Ministro, la expulsión del Sistema Nacional de Salud Pública. Incluso, en lo que viene a reafirmar esta enorme incongruencia, la mencionada Resolución 248 que me inhabilita reconoce en su último POR CUANTO que los hechos que motivaron mi sanción no constituyen infracciones de la disciplina laboral, ni fueron cometidos durante el desempeño de mis funciones asistenciales como médico. A lo improcedente de la Resolución aplicada súmesele la adulteración de documentos a que recurrió quien conformó el expediente y se comprenderá la magnitud de su cinismo (ver Médicos inhabilitados en la Habana).

De todas estas verdades, que causan estupor, quiero hablarle al Ministro de Salud Pública. Queda por ver si con el Dr. Roberto Morales tengo más suerte que con su predecesor el Dr. José Ramón Balaguer, quien durante casi 5 años ignoró, primero la demanda de atención de aquellos 300 trabajadores y luego la decena de documentos que le remitiéramos, incluidas 4 solicitudes de despacho. Incluso una carta a mi ex Ministro, enviada el pasado mes de noviembre, tal como esperaba, también quedó sin respuesta por falta de hidalguía. Espero que el actual Ministro, quien en definitiva no es responsable del anterior manejo de este caso, reaccione con mayor sensibilidad y tenga el valor y la humildad necesaria para reparar esta injusticia. Sólo el tiempo lo dirá.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 826 seguidores

%d personas les gusta esto: